Bogotá – Sede Principal: PBX (571) 514 0606

Top

¿SER BILINGÜE TE HACE SER MÁS INTELIGENTE?

Según varios estudios de científicos y lingüistas, al hablar más de un idioma, tu cerebro fortalece sus capacidades cognitivas. ¿Necesitas razones para comenzar a aprender inglés? Después de leer este artículo, no tendrás ninguna duda. Llegar a ser bilingüe es como tener una llave mágica que te permite viajar, trabajar y hacer amigos en lugares que no podrías haber conocido de otra forma, especialmente si éste segundo idioma es el inglés.

Ya sabemos que aprender un idioma puede originar cosas increíbles en tu cerebro; por ejemplo, te puede ayudar a desconectarte de distracciones, realizar múltiples tareas e incluso retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer. ¿Pero qué hay de la creatividad? ¿acaso el aprendizaje de idiomas solo se trata de acumular y ordenar conocimientos, mas no de encontrar algo nuevo? Siempre ha habido grandes artistas bilingües como Pablo Picasso, Frida Kahlo, Vladimir Nabokov, o, en nuestra época, cineastas como Guillermo del Toro y Ang Lee, o músicos como Camila Cabello y Shakira. La pregunta es ¿podría su segundo o tercer idioma haberlos ayudado a tener un pensamiento más creativo?

Hay cantidad de cosas que puedes saber cuándo dominas el inglés: moverte y comunicarte casi en cualquier sitio, disfrutar de películas y libros en su idioma original y mejorar exponencialmente a nivel personal y profesional. Pero, ¿puede hacerte más inteligente?

La inteligencia es difícil de definir, y aprender un idioma no puede ayudar en todas y cada una de las tareas que tu cerebro realiza. Pero la ciencia ha descubierto algunas ventajas cognitivas fascinantes gracias al saber más de un idioma.

Parece que los cerebros de los bilingües hacen multitarea todo el tiempo. Incluso cuando están hablando en un solo idioma, están constantemente convocando el vocabulario de ambos y elegir qué utilizar y qué es irrelevante. Esa práctica constante ayuda a mantener los cerebros ágiles y permite a los bilingües hacer juegos malabares con más facilidad.

Entonces, ¿por qué hablar inglés puede hacerte más inteligente? Presta mucha atención:

  1. Tu cerebro está más activo

Cuando piensas y articulas en un idioma distinto al materno, los sistemas de lenguaje se agilizan y logras estar más enfocado; incluso en tareas que no están asociadas directamente con la generación de contenido oral o escrito. Además, está demostrado que cuando los bilingües quieren decir algo y se “interpone” la misma palabra, pero en otro idioma, se produce una interferencia que beneficia a nuestro cerebro. Esta lucha que intenta resolver el conflicto interno, le da a tu mente el ejercicio que necesita para tonificar tus músculos cognitivos.

Se crea una especie de barrera que fortalece el cerebro y ayuda a retrasar la posible aparición de enfermedades como el Alzheimer. Un estudio de la revista Behavioral Brain Research, realizado en 2015, señala que ser bilingüe actúa como una fuente de reserva neural capaz de proteger las redes del cerebro que participan en los procesos conscientes.

  1. Puedes encontrar un mejor empleo

El mercado laboral global es cada vez más competitivo e interconectado; con lo cual tus posibilidades de ser considerado para un puesto de trabajo se incrementan si en tu CV incluyes los idiomas que dominas.

En el pasado el conocimiento de varias lenguas era muy valorado en áreas de estudio asociadas con licenciaturas de idiomas y estudios internacionales. Hoy en día es necesario para todas las profesiones. Todas.

  1. Eres realmente un “ciudadano del mundo”

Tu visión se amplía y tu forma de percibir, analizar y vivir tu entorno es multicultural. Al aprender un nuevo idioma todos tus sentidos se nutren de nuevas experiencias e internalizas y respetas aún más las diferencias culturales entre países.

  1. Disfrutas mucho más tus viajes

Esto no necesita mucha explicación. Al viajar fuera de tu país eres, en una palabra, libre. Libre de comunicarte con extranjeros, de pedir ayuda, de moverte por ciudades desconocidas, de preguntar y repreguntar, de conocer gente nueva, de entender la historia y curiosidades de tu nuevo destino. Libre de preguntarle al dueño del local cuál es la receta del rico postre que acabas de probar, libre de hablar con el taxista que te lleva a tu hotel, libre de sentarte en el banco de un parque a escuchar las historias de tu compañero de asiento.

Lamentablemente, ser bilingüe no puede prevenir la enfermedad de Alzheimer u otras formas de demencia, al menos no en conjunto. Pero hay pruebas impresionantes de que puede mantener los cerebros saludables por más tiempo. Bialystok encontró que los pacientes bilingües con Alzheimer mostraron los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer cinco años después que el promedio de monolingües. También podrían funcionar a un nivel más alto que otros pacientes cuyos cerebros mostraron el mismo nivel de deterioro. Su segundo idioma les había comprado más tiempo.

Muchos bilingües no adquirieron su fluidez por elección, sino por necesidad y exposición constante en la primera infancia. A menudo asumimos que el aprendizaje del lenguaje en la edad adulta es mucho más difícil y, si no desarrollaste esta fluidez de niño, puedes fácilmente sentirte desanimado.

Pero esto es un error común. Aprender un idioma no es realmente fácil para los niños. ¡Sólo piensa en cuánto tiempo te llevó aprender a hablar tu propio idioma, y mucho menos leerlo y escribirlo, a un nivel adulto! Mientras que los cerebros de los niños son más sensibles a los nuevos sonidos, (lo que facilita que hablen un idioma extranjero sin acento) los adultos también tienen sus propias ventajas. Tu experiencia de la vida, tus habilidades cognitivas más sofisticadas y tu comprensión avanzada de la mecánica del lenguaje te ayudarán tanto como los cerebros en desarrollo de los niños les ayudan.

Es por ello que “ENGLISH FOR EVERYONE” trae para ti los mejores programas para que cumplas tu meta de ser bilingüe en poco tiempo. Aprende inglés con nuestra metodología, material y horarios programables.

Post a Comment

Call Now

× ¿En qué puedo ayudarle?